MICELIO

La alimentación del futuro se crea en ESHBI

7/10/2022

El Basque Food Laboratory (BFL), departamento de innovación alimentaria de la Escuela Superior de Hostelería Bilbao celebra hoy el éxito de sus pruebas con micelio, la estructura de hongos que augura ser una de las propuestas de futuro para la industria alimentaria.

Tras meses de selección y ajustes, en BFL ha encontrado la cepa de micelio idónea, cuyo crecimiento se desarrolla rápido y fuerte, tal y como han podido respaldar sus creadores Asier Rodríguez y Aitzol Iturri.

En las pruebas ya se ha corroborado un sabor y textura extraordinarios y se empieza a vislumbrar lo que será un producto rico, saludable y sostenible.

Transformando el residuo alimentario en proteína de alto valor

Gracias a este desarrollo se pretende conseguir la transformación de los residuos alimentarios en proteína vegetal de alto valor biológico, a través de un organismo vivo que no necesita de ningún tipo de energía para realizar dicha transformación.

Esto supone un hito para la industria alimentaria, a la que le permitiría reducir costes productivos y daños medioambientales a gran escala, así como un paso de gigante en la recuperación de residuos, que se transformarían en uno de los alimentos de mayor valor nutricional.

Recordemos que a nivel estatal se tiran 7,7 millones de toneladas de alimentos cada año, siendo los hogares los que más kilos de comida desperdician (el 42% del total), seguido de la fase de fabricación con el 39%, la restauración con el 14% y la distribución con un 5%.

El micelio abre las puertas a la sostenibilidad en mayúsculas para toda la cadena de la industria alimentaria.

No solo un alimento

El Basque Food Laboratory, dentro de su desarrollo en innovación gastronómica, pretende explorar, además, otros campos de aplicación del micelio como su uso en forma de “tejido vivo” y el ámbito de la micotectura, que trabaja la aplicación arquitectónica de esta estructura de hongos.

#cocinamoslainnovación #cocinandoelfuturo